Celia, la más autóctona flor de la Revolución

Por: Ivón Muñoz Fernández

Profundamente martiana, desde su juventud, se convenció que el único camino para mejor la situación del país era una revolución radical. Por consiguiente, en su momento, se integró al  M-26-7, como parte del comité organizador de sus acciones.

Fue la primera mujer en entrar como soldado a las filas del Ejército Rebelde y principal promotora de la creación del Pelotón “Las Marianas”. Al triunfo, fue nombrada Secretaria del Consejo de Ministros de Cuba (1962-1976) y posteriormente Ministra de la Presidencia y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Secretaria del Consejo de Estado y diputada al Parlamento por el municipio de Manzanillo, Granma.

Mujer de exquisita sensibilidad, Celia Sánchez amaba a la naturaleza, incluso en las cosas más insólitas; a los niños, para quienes compraba juguetes el día de Reyes y salía a repartirlos en su Manzanillo natal, antes de subir a la Sierra Maestra.

La preocupación por los demás, su consagración al trabajo y un amor profundo a la Revolución hacen de esta mujer alegre y comprometida, entrañable para el pueblo de Cuba.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *