Análisis de Historia de dos Ciudades, de Charles Dickens

Historia de Dos Ciudades, de Charles Dickens

Historia de Dos Ciudades, clásico de la literatura inglesa del siglo XIX escrito por Charles Dickens, ilustra las realidades de dos orbes inmersas en la Revolución: Inglaterra y Francia. El contraste entre ambas le sirve al autor para mostrar problemas sociales y políticos de la sociedad, en un estilo épico novelesco.

Estilo y personajes

El estilo de Dickens no es impersonal  y muchos de sus personajes cumplen una función simbólica: Charles Darnay, encarna la ola revolucionaria burguesa. Mientras la paradójica señora Defarge, quien aparentemente es la representación de la vanguardia y los ideales del nuevo estado; sin embargo,  solo reproduce los principios de odio y la venganza.

Los personajes de Dickens encierran ideas universalistas que se individualizan y se concretan en dos líneas: de un lado se encuentran aquellos quienes preservan las instituciones y los estados tradicionales; del otro, los que se lanzan a la configuración de nuevos valores y al derrumbe de las antiguas lógicas.

En Historia de Dos Ciudades, Dickens contempla la Revolución Francesa con mucho recelo. Emplea la eficacia descriptiva para retratarnos la cara violenta de aquel acontecimiento, mediante el empleo de escenas tan memorables como la de la toma de la Bastilla.

También emplea la ironía en los pasajes donde se utiliza indiscriminadamente la palabra ciudadano, o la exacerbación que se hace de la guillotina, instrumento de muerte que el pueblo francés elevó al status de heroína nacional.

En cuanto a la situación de Inglaterra, el autor critica la actitud pacata y acomodaticia presente en personajes como Lorry y Jerry Cruncher.

Con esta novela, Dickens pone en tela de juicio los esencialismos y las ideologías que conllevan al derramamiento de sangre para llevar a la realización de unos conceptos que no siempre resultan tan justos como se presentan. Critica a los que aceptaron la instaurada República como un modelo infalible, y nos dice que detrás de las ideas están los seres humanos, quienes merecen la verdadera justicia y la verdadera fraternidad.

Ejecutan Salto x Fidel en Universidad de Pinar del Río

En la tarde de hoy la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca” tuvo el honor de ser sede del 4to Salto x Fidel, en la semana de la cuadragésima cuarta edición del Festival Deportivo-Cultural Guamá.

El acto deportivo se realizó en honor a nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, el 56 Aniversario de la Unión de Jóvenes Comunistas y al IX congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.

 

Dr C. Fidel Antonio Castro intercambia con participantes en el Salto x Fidel, en la Universidad de Pinar del Río

Después del aterrizaje los paracaidistas, entre los que se encontraba el nieto del Comandante en Jefe, Dr. C. Fidel Alejandro Castro, y la comunidad universitaria pinareña participaron en un breve acto político cultural en el monumento a los hermanos Sergio y Luis Saíz Montes de Oca.

Vídeo Salto x Fidel, Universidad de Pinar del Río, 2018

 

Acerca del ensayo Nuestra América, de José Martí

Nuestra América, de José Martí es una visión reveladora del futuro de nuestros pueblos latinoamericanos

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra américa, de José Martí, es uno de los escritos más importantes, y representativos para los pueblos americanos. Fue redactado en 1891, durante la etapa de la Tregua Fecunda, cuando Martí estaba inmerso en la preparación de la Guerra Necesaria y ya conocía de los propósitos de la Conferencia Internacional Americana y los proyectos yanquis de comprar Cuba.

El objetivo fundamental del ensayo es el de analizar una situación histórica determinada y la formulación de propuestas para el cambio social. Para Martí, el carácter débil de algunas repúblicas y el peligro del imperialismo para la independencia, es motivo para exigir a los pueblos americanos el rescate de su historia, tradiciones y todos los componentes de su identidad nacional, con el propósito de hacer frente a la penetración de la ideología yanqui.

Pero la visión de Martí en este texto no se reduce sólo a fijar la memoria histórica,  sino que revela todo lo que se opone a su realización efectiva: el caudillismo (a lo interno de nuestros pueblos) y el imperialismo que acecha (a lo externo); ambos como antítesis de la eficaz realización del “hombre natural” y de la América Nuestra.

Pero José Martí en Nuestra América no solo denunciala situación hostil que se gestaba en los pueblos del continente con su vecino del Norte,sino que propone para contraarrestar tal situación unir fuerzas, con el propósito de lograr un equilibrio y así lograr nuestra propia existencia independiente como pueblos.

Acerca de José Martí

José Julián Martí Pérez (La Habana, 1853 – Dos Ríos, Cuba, 1895). Político y escritor cubano, destacado precursor del Modernismo literario hispanoamericano y uno de los principales líderes de la independencia de su país, motivo por el cual fue deportado a España.

Una vez allí, en ese país de Europa, publicó su primera obra de importancia, el drama La adúltera. Inició en Madrid estudios de Derecho. Se licenció en Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza.

Desde su residencia en el exilio, José Martí se dio a la tarea en la organización de un nuevo proceso revolucionario en Cuba. En 1892 fundó el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria. Se convirtió entonces en el máximo adalid de la lucha por la independencia de Cuba.

Además de destacado ideólogo y político, José Martí fue uno de los más grandes poetas hispanoamericanos y la figura más destacada de la etapa de transición al Modernismo, que en América supuso la llegada de nuevos ideales artísticos.

Amistad Funesta o Lucía Jerez: la novela modernista de José Martí

Amistad funesta o Lucía Jerez, un capítulo inconcluso en la literatura cubana

Amistad Funesta o Lucía Jerez constituye la única novela escrita por José Martí. Publicada en 1885 en el periódico El Latino Americano, se considera hoy en día uno de los primeros ejemplos de novela modernista en Latinoamérica.

Un poco desdeñada por el mismo José Martí, casi no llega a ser publicada, de no ser por un amigo, Gonzalo de Quesada, quien la encuentra en lo que por aquellos tiempos era la oficina de redacción y administración del periódico Patria.

Amistad Funesta o Lucía Jerez  es, en síntesis, una trágica historia de amor situada en el contexto económico, político y social de América. En el texto no se encuentra una referencia explícita al lugar donde ocurre la acción del libro, aunque por las descripciones, pudiera situarse entre México, Guatemala y Cuba.

Ana, Adela, Lucía y Sol del Valle son los personajes femeninos principales. Lucía Jerez siente un apasionado amor por su primo. La acción dramática se ralentiza por las descripciones del marco sociocultural, lo cual nos permite vislumbrar la conducta, los valores, la política y la sociedad en general de la época.

En sus páginas Martí nos habla de las clases de amor: el apasionado y contradictorio; y del profundo y sencillo que eleva el espíritu.

Sin dudas, uno de los placeres que aporta la novela es el de ofrecernos una perspectiva más personal y mundana del autor, porque no podemos dejar de indagar una y otra vez en los motivos intrínsecos que motivaron su creación; no dejamos de preguntarnos cuánto hay de su madre Leonor o de sus hermanas  en la composición de los personajes, cuánto hay del trascendental José Martí en lo que algunos consideran una de sus creaciones intrascendentes.

Por la Brigada de Instructores de Arte

El espacio Motivos Martianos, habitualmente dedicado a contar anécdotas sobre nuestro Apóstol Nacional, con el propósito de acercar más a la comunidad universitaria de Pinar del Río a su obra, se convirtió este martes 27 de febrero en un espacio dedicado al intercambio de experiencias entre varios instructores de arte de diferentes graduaciones.

Algunos de los intructores de arte participantes en el espacio Motivos Martianos

Se contó con la presencia de Librada Torres Valdés, instructora de teatro, graduada en el año 1964; además de otros instructores de las especialidades de música, plástica y danza.

En el encuentro se comentaron nuevas ideas y proyectos futuros, dentro de ellos la posibilidad de realizar un audiovisual para contar la historia que no se conoce de los Instructores de Arte.

El espacio  Motivos Martianos sirvió de homenaje a la labor creadora de la Brigada José Martí , la cual se ha ganado, por métiro propio, el respeto y el cariño de todos los cubanos, pero además tiene la enorme satisfacción  de haber sido hija de uno de los hombres más grandes de la historia nacional: Fidel Castro.

Gerardo Ortega: El Pinarindio

Con el pintoresco seudónimo El Pinarindio, Gerardo Ortega escribió sus populares reseñas históricas.

Historiador, poeta y profesor fue voz imprescindible en la Cultura Vueltabajera.

Gerardo Ortega, Historiador y Poeta pinareño Foto tomada de Internet
Gerardo Ortega, Historiador y Poeta pinareño     Foto tomada de Internet

Memorias Pinareñas  dedicó su espacio en febrero a la vida y obra de este hombre extraordinario.

Amor a su terruño natal

Un profundo amor a su natal Pinar del Río hizo que dedicara todo su esfuerzo a promover y salvar para la posteridad la historia de la provincia, la ciudad y sus figuras patrimoniales.

Su obra refleja el conocimiento de la Historia de su terruño, producto de la rigurosa indagación en archivos y bibliotecas públicas y privadas.

Cartas al Pinarindio

Creación suya, el apelativo Pinarindio no sólo lo identificó como forma costumbrista, sino con el fin de preservar la memoria histórica.

Gerardo Ortega, hombre de vasta cultura, exquisita sensibilidad y dominio de la palabra fue un excelente promotor cultural, organizador de tertulias que lo hicieron famoso dentro y fuera de la provincia. A los invitados asiduos de sus espacios los denominó pinarindios virtuosos.

Direferentes pubñicaciones impresas, radio y televisión fueron algunos de los medios utilizados por Ortega para promover la historia vueltabajera.

Al partir de este mundo, dejó una obra de gran interés histórico, algunas de ellas en proceso de edición.

 

 

 

Cien Sonetos de Amor: versos intimistas y apasionados de Pablo Neruda

Cien Sonetos de Amor, de Pablo Neruda (foto tomada de internet)

En Cien Sonetos de Amor, Pablo Neruda nos demuestra que existe más de una forma segura de hablar de amor sin necesidad de laberínticas frases ni métricas o ritmos especiales.

Con un estilo sencillo, que llega al lector y al aludido, el autor expresa sentimientos profundos, sin sacrificar la gracia y el encanto gracias al juego con los sonidos, los colores, la adjetivación y los sentidos.

Cien Sonetos de Amor son versos de 11 a 14 sílabas, de rima consonante; con una distribución que no responde al esquema del soneto tradicional, sino que prima en ellos la libertad de estructura, con tono muy intimista y profundo para expresar lo que siente.

La obra se divide en cuatro partes: Mañana, Mediodía, Tarde y Noche.

Es una poesía que mezcla las palabras, los sonidos, los colores de una manera magistral. Siempre en un tono sencillo, sin dejarse llevar por adornos, que en su caso son innecesarios.

El mismo Pablo Neruda apunta: “Con mucha humildad hice estos sonetos de madera, les di esta opaca y pura substancia”.

Pablo Neruda (foto tomada de internet)

Acerca de Pablo Neruda

Ricardo Eliecer Neftalí Reyes, popularmente conocido como Pablo Neruda, es el poeta chileno más importante de la Lengua Española; merecedor de un Premio Nobel de Literatura.

A la juventud de Pablo Neruda pertenece el libro más leído de la historia de la poesía: Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924).

El texto fue escrito por el autor a los veinte años; para cuando falleciera ya se habían editado dos millones de ejemplares.

Esta facilidad de darle guión a las cosas pequeñas y a las cosas más grandes es lo que le da su talla de gran poeta. Neruda pasó su adolescencia y juventud en Santiago de Chile, donde residió de 1921 a 1927.

El estilo de Neruda ejerció una enorme influencia en esta vertiente literaria, particularmente perceptible en la poesía chilena moderna.

Su importanciab dentro de la poesía americana es semejante a la que en su tiempo tuvo Rubén Darío. Como el nicaragüense, también Neruda ha influido hondamente en todo el ámbito hispano, incluyendo la poesía española contemporánea.

 

Julio Verne: entre la Ciencia Ficción y la Realidad

En febrero de 1828, nació en Nantes (Francia) Julio Verne, quien, con los años, se convirtiría en un escritor sumamente popular. Fue el primero en abordar en sus obras temas de anticipación científica.

Julio Verne, novelista francés (foto tomada de Internet)
Julio Verne, novelista francés foto tomada de Internet

Espíritu Aventurero

Hijo de un matrimonio acomodado, Verne tuvo una esmerada educación. El pequeño demostró tempranamente una afición a los estudios de geografía, historia e idiomas, que le serviría años después para documentar sus novelas.

Siendo un adolescente, trató de fugarse en un barco mercante hacia la India. Sentía las ganas de recorrer el mundo como Dick Sand, uno de sus muchos personajes. Julio Verne comenzó a escribir tras esta primera aventura.

Y como lector voraz, le interesaban los artículos científicos y los coleccionaba, lo cual seguiría hacienco hasta el final de sus días.

Círculo Literario y Primeras obras

En 1847 Julio Verne empenzó sus estudios de Leyes en París, ciudad donde comenzó a frecuentar el círculo literario de los Dumas (padre e hijo); el primero tuvo gran influencia personal y literaria en Verne.

Convencido que las Leyes no eran lo suyo, abandonó los estudios, dedicándose por entero a lo que le apasiona: escribir.

Las Pajas Rotas, Un drama en México y algunos libretos para Operetas obtienen éxitos modestos en sus primeros años.

Los Viajes Extraordinarios de Julio Verne

A comienzos de 1860, Verne conoce a quien será su editor y amigo, Pierre Jules Hetzel. La colaboración entre ambos duró por más de 40 años.

En forma de entregas, las novelas que publicó se vuelven rápidamente populares, pues en ellas aparecían personajes peculiares, descripciones precisas de los  entornos y, sobre todo, información cientifica, cualidad  que hizo de sus textos lectoras atrayentes.

 

De la Tierra a la Luna, pimera adaptación cinematogáfica de la novela de Julio Verne, realizada por el francés George Méliés en 1902
De la Tierra a la Luna, pimera adaptación cinematogáfica de la novela de Julio Verne, realizada por el francés George Méliés en 1902     (foto tomada de Internet)

De la década de los 60s son: Cinco Semanas en Globo, De la Tierra a la Luna, Veinte mil leguas de Viaje Submarino y El Capitán Hatteras.

Anticipación Científica

Las novelas de Julio Verne fueron consideradas en su época “romances científicos”, en la medida que la solución a los problemas de sus personajes atormentados es el imponerse al medio en el cual se desarrollan mediante la creación de fantásticos aparatos.

Por los aparatos que describía en sus obras, muchos lo calificaron de loco. Al respecto, Verne dijo:

“Todo lo que una persona puede imaginar, otros pueden hacerlo ralidad.”

Deseaba que los avances científicos aceleraran el progreso y liberación de la humanidad.

En esa labor mitad literaria, mitad divulgativa Juilo Verne llega a anticipar con un acierto asombroso varios hallazgos científicos e inventos que asombrarían al mundo mucho tiempo después de su muerte.

Sin embargo, en su literaura Verne presenta el reverso de la moneda: los seres humanos son consumidos por esa misma Ciencia y por el Capitalismo más desenfrenado.

Legado

Con la llegado del siglo XX, muchas de las invenciones de Julio Verne se conviertieron en echos reales.

Isaac Peral, inventor del primer  submarino torpedero, dijo al respecto: “Julio Verne ha sido mi guía”.

Yuri Gagarin, el primer hombre en subir al espacio comentó: “Era (Julio Verne) un gran hombre con una gran mente”.

Su última novela, París en el Siglo XX, se publicó en 1994, gracias a que fue descubierta por su bisnieto. Curiosamente, el protagonista del texto vive en una sociedad controlada por una red mundial de comunicaciones. ¿Un guiño de Verne a lo que sería lo que hoy conocemos como Internet?

Tras una prolífera obra, Julio Verne falleció el 24 de marzo de 1905.

Considerado por la crítica como el Padre de la Ciencia Ficción, lo cierto es que Julio Verne sigue cautivando a generaciones que encuentran en sus libros aventuras maravillosas y más aún: la capacidad del hombre para crear y construir un futuro mejor.

“Todo lo que yo imagino, quedará siempre más acá de la verdad, porque llegará un momento en que las creaciones de la ciencia superarán a las de la imaginación”. Julio Verne

 

Los hijos del Capitán Grant: la Obra más representativa del Universo Verneano

Portada de Los hijos del Capitán Grant

Los hijos del Capitán Grant, publicada en diciembre de 1865 en la revista Magasin d’education et de recreation, constituye la primera de las vueltas al mundo de la obra de Verne.

En ella se relata la vuelta al mundo siguiendo el paralelo 37º Sur en busca de unos náufragos de cuyo paradero sólo se tiene la latitud.

La novela resulta un catálogo de los principales  elementos argumentales, narrativos, geográficos, dramáticos e incluso obsesivos de la literatura de Julio Verne.

El texto también deviene en ejemplo vívido de la máxima de su creador: la fuerza enorme de la naturaleza y la capacidad del hombre para dominarla mediante la razón.

Los Hijos del Capitán Grant es un despliegue de catástrofes naturales, riadas, huracanes y erupciones volcánicas. La historia del descubrimiento y posesión de los distintos territorios y parajes por donde tiene lugar el viaje se entremezcla siempre de modo admirable con la aventura.

En esta novela Verne, deja varios mensajes a los lectores, entre los cuales se encuentra que el azar  está inextricablemente unido a la mayor virtud del hombre: su determinación. Sin ella, el viaje de Glenarvan (protagonista) y sus hombres se habría acabado mucho antes de llegar a ese rincón isleño que también está sobre el paralelo 37.

«No hay obstáculos humanamente insuperables. Hay voluntades más o menos enérgicas».

Charles Dickens: Maestro del humor y la crítica

“Una palabra sincera vale más que un discurso”. 

Así definió el escritor y novelista inglés Charles Dickens su concepto de la verdad. Fue un humorista nato y un  fiero crítico de la pobreza y de la sociedad inglesa de su época… pero, ¿quién fue este singular escritor?

Charles Dickens foto tomada de Internet
Charles Dickens (foto tomada de Internet).

Charles Dickens nació el 7 de febrero de 1812 en Portsmouth. Hijo de un empleado público con tendencia al despilfarro, comenzó a recibir educación formal a los 9 años. Empezó a trabajar a los 12; cinco años después, escribiría sus pimeros artículos, los que firmaría bajo el seudonimo de Boz.

Tras contraer matrimonio en 1836, comienzó a trabajar como editor del presitigioso periódico Morning Chronicle. Durante su labor como editor, publicó sus primeras novelas, las cuales lo convirtieron rápidamente en un escritor popular.

Los Papeles Póstumos del Club Pickwick, Oliver Twist y Almacén de Antiguedades son novelas de esos años.

Charles Dickens: El Éxito

Su consagración definitiva como escritor sería con la publicación en 1850 de David Copperfield, novela considerada autobiográfica. Su protagonista, un joven de  extracción humilde, logra imponérsele a un destino adverso.

ilustración de una de sus novelas
Ilustración de una de las novelas de Charles Dickens.

Mientras Cuentos de Navidad e Historias de Dos ciudades, son consideradas como sus obras de la madurez y son ricas en la presentación de una tipología de caracteres única.

Estilo Literario

Charles Dickens era un hombre risueño por naturaleza, amaba las bromas, al respecto comentaba: “No hay nada en el mundo que sea tan irresistiblemente contagioso como la risa y el buen humor”.

De ahí que su estilo tiene un fuerte matiz cómico. Sus sátiras sobre el esnobismo de la aristocracia británica son célebres. A menudo  usaba personajes idealizados y escenas de alto toque sentimental contrastando con sus caricaturas y las terribles verdades sociales que revelaba.

Crítica Social

El escritor y novelista inglés fue un furibundo detractor de la miseria y de la estratificación social de la sociedad victoriana. Tenía simpatía por el hombre común y un escepticismo por la familia burguesa. Además de criticar duramente el aparato institucional, destructor de vidas y familias enteras.

A pesar de su muerte en junio de 1870, Charles Dickens sigue siendo uno de los autores más queridos por los lectores y un novelista cuyas historias y personajes han pasado a formar parte del imaginario popular.